9.2.17

ENCARANDO LA DISCIPLINA



En esta semana he estado pensando mucho en ¿porque para algunas personas es tan difícil lograr sus objetivos? ¿qué será eso que te impide concretar algo? ¿por qué por más que buscamos opciones los resultados no llegan? ¿cuál es el secreto para que las cosas funcionen? ¿porque para muchos es tan fácil de lograr y para otros no tanto? y posiblemente nos llenamos de frustración y también nos llenamos de mil excusas, porque no encontramos explicación, el pesimismo nos alcanza y nos hace pensar que no sabemos lo que estamos haciendo, que hay mil personas mejores que nosotros, alguien con más talento, alguien que estudio una carrera universitaria, alguien que nació superdotado, y empezamos a desanimarnos más y más. 




Solía pensar con algunos pensamientos arriba ya nombrados, hasta que descubrí y aplique la disciplina, toda mi vida había escuchado de ella y estoy segura de que tu también. Claro, todo el tiempo se escucha, pero casi siempre aplicada en nuestro comportamiento, Particularmente nunca le había puesto tanto interes, escuchaba frases vacías como es disciplinado y lograras lo que te propongas, vacías no porque eso no tenga significado, si no porque mi mente no lo procesaba de esa manera. 
Fue en una de mis tareas de emprendimiento en donde descubrí que no importa que tanto conocimiento tengas sino que tanto aplicas, aun sin saberlo todo o estar al cien por ciento seguro de eso, lo importante es que lo hagas, 
He aquí la definición tal cual de disciplina: Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado. 
¿Podrías aplicar en práctica y no en teoría esta definición?

¿Si todos los días la aplicaras en tus labores cotidianas o en tu emprendimiento que resultado crees que obtendrías?
Seguramente tu ya tienes la respuesta, pero sí aún no la tienes déjame decirte que tendrías el objetivo tan anhelado y estarías buscando otros objetivos más.



Nosotros los emprendedores tenemos días en que no queremos seguir, y peor aún si las cosas no han salido como pensabas en un principio, empezamos varias tareas y ninguna  terminamos, si este también es tu caso déjame decirte que lo unico que nos va a sacar de ese agujero es la disciplina, puesto que nos ayuda a poner orden mental haciendo las tareas que tu mismo te pusiste, dándole así una patada en el trasero a todo lo malo que te pasa por la mente, sustituyéndolo por una actividad en pro de lo que realmente queremos.

Saludos mis emprendedoras , no olvides subscibirte :-)

No hay comentarios.

Publicar un comentario

© Emprendiendo vidas
Maira Gall // Adaptation Design By Mir