9.12.16

LA MOTIVACIÓN


Motívate emprendedora, que nadie lo hará por ti.


Mantenerse motivado cuando eres emprendedor es un poco complicado, especialmente si estás iniciando; las preguntas te abruman, y llegan a tu mente una tras otra; funcionara? y que tal si fracaso? que tal si pierdo todos mis ahorros? que voy a hacer para pagar mis gastos? Etc., hay un sin fin de preguntas que llegan a tu cabeza.

Generalmente idealizamos y visualizamos que cuando iniciemos nuestro propio negocio no vamos a trabajar tanto, a mí me paso, y estoy segura que a ti también, pero al contrario uno trabaja aun más, y porque sucede esto? bueno en inicio porque aveces no tenemos la remota idea de lo que estamos haciendo y por lo tanto tenemos que prepararnos, con cursos, o siendo autodidacta, viendo videos, leyendo, practicando una y otra vez y las veces que sean necesarias para que todo vaya bien, sin un mentor, o una guía es difícil conseguirlo así que tenemos que ponernos una meta a corto y mediano plazo e ir avanzando paso a pasito en tus metas y cuando hayas logrado algunas seguramente ya no trabajaras tanto, que como lo dije en otro post si amas lo que haces nunca tendrás que trabajar, pero si esforzarte para que suceda.

Para mí no fue sencillo emprender y no es porque no me gusta lo que hago, al contrario me encanta, me llena, me satisface, me hace sentir plena laboralmente, y por otra parte ayudar a las personas que quieren ser ayudadas me gratifica; Pero tengo que ser honesta yo aún no vivo al 100 % de mi emprendimiento y dije AUN, pero me siento tan parte de él, que sé que estoy en el camino correcto.



Lo que yo hago es trabajar por un salario y a la vez construir mi pasión, que ya da frutos, y que sé que pronto dará más; Algunas personas tendrán ahorros, o algunas otras tienen el dinero para emprender, que afortunadas son, porque lo planearon bien, y algunas otras serán como yo que persigue su cheque semana tras semana, y que es por eso por lo que buscamos alternativas para un vivir mejor y para eso tenemos que salir de nuestra cajita, de nuestra zona de confort y ver miles de oportunidades que hay allá afuera. (espero pronto escribir un post y decirles chicas lo logre y espero que ustedes también)
En mi caminar debo decir que no le temo al fracaso, pero le tengo miedo a no intentarlo, a no perseguir mis sueños que han estado guardados por mucho tiempo, no me importa el que dirán, alguna vez me importo, pero ya no, creo que ese es un gran paso, porque yo misma me ponía limitaciones; mi mentora de negocios dice, lo más difícil es empezar, y creo que tiene razón; el cambio o el hacer algo extra siempre ataca a la mente, y esta se resiste a querer hacerlo y te llena de ideas locas.
Así que no tengo respuesta a esas preguntas individuales que les atacan, pero si les puedo decir que siempre hay un modo, y esta ahí pero no lo vemos o no queremos verlo; voy a poner un ejemplo de nuestra mente limitante; ya que juega mucho con nosotros.
Tengo solamente 100 pesos, 100 dólares, 100 euros, o la cantidad que se les ocurra. y tratamos de ser “realistas” decimos con esto no alcanza, como voy a empezar con tan poco, así no se puede, bla, bla bla,bla,bla pero si ponen atención con esa pequeña inversión podemos empezar a construir nuestro negocio, posiblemente se me ocurra vender dulces y no gastarlo y duplicarlo, no es el negocio de mis sueños pero es el autobús para llegar a él.
No tengan miedo, saquen la garra jajaja, luchen por lo que quieren, sea chico, sea grande, solo luchen, no se cuestionen, solo actúen, y estoy segura de que poco a poco iremos contando aquí las HISTORIAS QUE INSPIRAN QUE USTEDES ESCRIBIERON.
Mil bendiciones mis emprendedoras.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

© Emprendiendo vidas
Maira Gall // Adaptation Design By Mir